Rauda Automóviles: el camino de Héctor “Tito” Pérez, del Donto P1 al Discolo

Rauda Automóviles: el camino de Héctor “Tito” Pérez, del Donto P1 al Discolo

En una extensa charla que tuve con Héctor “Tito” Pérez -un diseñador y constructor argentino especializado en automóviles de competición y deportivos desde 1960-, dueño de la empresa Rauda Automóviles, me comentó cómo fue su paso en el recordado proyecto Donto, y qué le sirvió de esa experiencia para luego crear su propia empresa de fabricación de autos deportivos, llamada Rauda.

Además, explicó en qué estado se encuentra en este momento su primer creación, el superdeportivo T04R, y también adelantó que en breve comenzará a fabricar una pre-serie de su segundo modelo, el Discolo.

Héctor “Tito” Pérez, dueño de Rauda Automóviles.

LA ENTREVISTA A CONTINUACIÓN:

SOBRE EL DONTO P1:

-¿Qué me podes contar del proyecto Donto en el que participaste y que no llegó a concretarse?

El Donto se realizó entre los años 2011 y 2012. Partió de charlas en el autódromo con un amigo que corría en Turismo Carretera en su momento, que es Laureano Campanera. Yo, en ese momento, estaba diseñando un auto sport, más que nada para uso en pista, y hablando con Laureano me propuso hacer un auto con un poco más de potencia. Y por medio de otro amigo, que es Marcelo Balestrini, se lo presentó a Lucas López, que fue el que trabajo en la estética del auto. Y ahí nació el Donto P1, en el cual trabajamos mucho para desarrollarlo”.

En ese momento no existía la Ley de Autos Artesanales, para construir autos y patentarlos en forma normal. Y por este motivo el proyecto quedó trunco. Porque era muy difícil de comercializar, dado que en ese momento existían restricciones para que el auto no circule libremente”.

Se llegó a la etapa de tener un par de autos. Hicimos algunos ensayos con el chasis, Y después se terminó la carrocería, que fue el que se vio en una exposición de La Rural de ese momento. Quedó ahí y siempre está latente. No es un proyecto que se descartó. Se paró por ese motivo y nada más, no hubo otros motivos, fue un momento del contexto. Pero ahora hay una posibilidad de resurgimiento a partir de la reglamentación de está nueva ley.”

ESTE FUE EL DONTO P1:

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

-Fue una lastima, porque el primer prototipo estuvo finalizado y fue presentado en el Salón de Buenos Aires 2013 (stand del programa Autoxtreme). Específicamente ¿qué más me podes contar al respecto de lo que sucedió?

Fueron problemas de contexto, diferencias de proyectos y de trabajos en ese momento. Todos estamos muy avocados a la parte deportiva y no se dio de seguirlo.”

Es un proyecto que, en cualquier momento nos juntamos con Laureano Campanera para hablar y ver que hacemos”.

-¿Se iba a fabricar en tu taller o en otro lugar?

En ese momento estaba con mi taller en 9 de julio, y el de Laureano, que tiene el suyo en Don Torcuato. Se habían evaluado diferentes posibilidades”.

-¿Cómo quedó todo con Laureano Campanera y Lucas López?

Bien, a Lucas hace mucho tiempo que no lo veo, y con Laureano estuvimos juntos hace relativamente poco tiempo y siempre intercambiamos mensajes. La relación quedó fantástica”.

Así es el logo de Rauda.

SOBRE RUADA:

-¿Qué te motivo a crear tu empresa Rauda y a la vez, el T04R, tu superdeportivo?

Rauda se crea entre los años 2015 y 2016 siguiendo la misma idea de los autos de carreras. Al haberse discontinuado lo del Donto, por los motivos que te mencionaba anteriormente, comenzó la idea de construir Rauda ya con una versión de un superdeportivo, el T04R, con un motor de muchísima más potencia y una distribución mecánica convencional, o sea, con un motor delantero lineal con tracción trasera, que es una configuración más normal para un superdeportivo”.

Ya en esa época se comenzó a hablar de la Ley de Autos Artesanales, que la llevo a cabo la organización llamada ACIARA (Asociación de Constructores Independientes de Automóviles de la República Argentina). Y empezó un largo camino para que esta ley salga. La presentaron los diputados Eduardo Amadeo y Paula Bertol, y finalmente se aprobó en 2014, pero de ahí en más había que implementarla, una tarea larguísima que actualmente se está terminando de trabajar, aunque ya fue reglamentada en 2018”.

Hay gente muy abocada a que se termine de reglamentar, como Eduardo Bosch, que es el que confecciono la ley, la cual es larguísima y tiene muchos anexos técnicos”.

La Ley de Autos Artesanales fue sancionada en 2014 y reglamentada en 2018. Toda la información de la ley en el sitio web de ACIARA.

-Entonces, ¿el proyecto Donto fue el puntapié inicial que te hizo crear tu nuevo emprendimiento?

Sí, de todos modos yo ya tenía mi propia empresa, pero ahí comencé a pensar en tener una dedicada a la construcción de autos deportivos para la calle. Un rubro bastante complejo. Son autos exclusivos, no son replicás de autos sino con diseño propio”.

Este auto lo empece a construir en el año 2015-16, donde también participaron dos amigos, que son Jose Gentile y Pali Coliazo. Y cree está empresa, Rauda Automóviles, con la función de fabricar ese auto”.

ASÍ SE ENCUENTRA EL PROYECTO DEL T04R:

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

-¿Porque el nombre “Rauda”?

Fue de la interacción de varias cosas. Estaba pensando un nombre que tenga que ver con siglas, con iniciales, cómo paso en nuestro país en una época (IKA, IAME, etc.). De ahí salió que quería usar la R y la A, de República Argentina, por eso en nuestro logo las dos primeras letras son celestes”.

Después, buscando opciones de palabras que puedan contener la R y la A, a mi hija Julia se le ocurrió ponerle Rauda que es sinónimo de rápido, de Raudo, y queda perfecto. Además es femenino. Quería formar una empresa que pueda fabricar autos, pese al nombre con el que siempre fui conocido, Héctor “Tito” Pérez Competición”.

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

Imágenes del Discolo, el deportivo que en breve comenzará a fabricar Rauda.

-¿Cómo se te ocurrió crear el nuevo Discolo?

Después por diferentes motivos, y además de mi ida a Estados Unidos por casi un año y medio para trabajar en proyectos que tenían que ver con los autos de competición. Cuando volví, además de otros desarrollos ligados a la competición y en medio de la pandemia, en el cual y por otros motivos me quedo solo en mi casa, y con mi hijo que se vuelve a 9 de julio –previo al cierre de todo al principio de la pandemia- y con la ley ya más avanzada, se me ocurrió hacer un auto más terrenal en el sentido de la parte mecánica, que es el Discolo”.

-¿Este vehículo se va a fabricar en tu taller o en otro lugar?

Sí, estamos pensando en esa etapa. Ahora estoy planeando una pre-serie de 5 o 6 autos, que sería una pasada en limpio del primer prototipo, el cual se le dice generalmente la mula, un auto con el cual probas cosas. Estamos con la parte de matricería de algunas piezas del tablero, que lo hizo un amigo de Alta Gracia, y con la parte eléctrica para estandarizarla. Estoy justo trabajando en esa etapa”.

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

Imágenes del Discolo, el deportivo que en breve comenzará a fabricar Rauda.

-La ley de autos artesanales te permite fabricar 100 unidades al año ¿eso es lo que tenes estimado fabricar de tu primer auto?

Primero quiero terminar el trámite de patentamiento. Una vez que este concretado, hacer la pre-serie y ahí definir un montón de cosas, porque también es pegar un salto de a nivel empresa. La cantidad admitida por la nueva ley es de 100 autos al año. En realidad puedo fabricar 500 autos anuales, que es por la inscripción dentro de la SAE (Sociedad Americana de Ingenieros). Pero ahora la ley argentina ampara hasta 100 unidades anuales, aunque eso no quiere decir que no se puedan hacer más y exportarlos. Por eso esa cantidad de 100 podría reimplantarse para fabricar más”.

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

Imágenes del Discolo, el deportivo que en breve comenzará a fabricar Rauda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.