El futuro de Volkswagen: plataforma SSP, 6 gigafábricas para baterías en Europa y conducción autónoma

El futuro de Volkswagen: plataforma SSP, 6 gigafábricas para baterías en Europa y conducción autónoma

Las imágenes son todas infografías del plan de VW.

El Grupo Volkswagen presentó su plan para transformarse en los próximos años en una compañía de movilidad eléctrica, impulsada por el software y sus nuevas plataformas tecnológicas globales.

Para 2030, el Grupo tiene previsto reducir su huella de carbono por vehículo en un 30% a lo largo de todo su ciclo de vida (respecto a 2018). En el mismo período, se espera que la gama de eléctricos impulsados por batería aumente hasta el 50%, mientras que en 2040 lo haga casi al 100%. De aquí al 2050, como tarde, el Grupo tiene la intención de ser climáticamente neutro en su totalidad.

El grupo espera que las fuentes de beneficios e ingresos se desplacen gradualmente a los vehículos eléctricos impulsados por batería (BEVs), para luego llegar al software y a los servicios, potenciados por la conducción autónoma.

Está previsto que el mercado de los autos de combustión interna caiga más de un 20% a lo largo de los 10 próximos años. En paralelo, se espera que los BEVs crezcan rápidamente.

Volkswagen ya ha destinado 73.000 millones de euros a tecnologías futuras entre 2021 y 2025, lo que representa un 50% de las inversiones totales. La parte de la inversión destinada a electrificación y digitalización se seguirá incrementando.

Europa y China, América del Norte será la principal prioridad del Grupo a la hora de ampliar su cuota de mercado.

Se espera que China, juegue un rol crucial en el éxito de la nueva estrategia del Grupo. Con el ID.4, ID.6 y el próximo ID.3, Volkswagen está desplegando rápidamente su porfolio de productos eléctricos.

En cuanto al mercado estadounidense, Volkswagen lanzará una amplia gama de eléctricos como el exitoso ID.4 y el icónico ID. BUZZ (Kombi), próximo lanzamiento.

LA PLATAFORMA ESCALABLE SSP

El amplio enfoque basado actualmente en cuatro plataformas tecnológicas clave tiene por objetivo permitir al Grupo Volkswagen generar unas sinergias sin parangón para todas sus marcas de autos y vehículos comerciales ligeros, que también podrá aprovecharse parcialmente en camiones.

La nueva plataforma SSP (Plataforma de Sistemas Escalables) reducirá de forma significativa su complejidad a lo largo del tiempo. Como sucesora de las actuales MQB, MSB y MLB, así como de la MEB y la PPE, ampliará la consolidación de tres plataformas a dos plataformas BEV, hasta llegar finalmente a una arquitectura unificada para todo el porfolio de productos.

A partir del 2026, el Grupo tiene previsto empezar la producción de vehículos totalmente eléctricos basados en la SSP. Esta nueva generación será totalmente eléctrica, plenamente digital y altamente escalable. A lo largo de su ciclo de vida, se prevé que más de 40 millones de vehículos la usen como base. Al igual que la MEB hoy en día, la SSP estará abierta a otros fabricantes.

Para mejorar y acelerar sus competencias en materia de plataformas mecatrónicas, el Grupo invertirá cerca de 800 millones de euros en un nuevo centro de Investigación y Desarrollo en Wolfsburg, donde se diseñarán tanto el núcleo central como los módulos de la plataforma SSP.

De está plataforma derivarán los proyectos Artemis, Apollon y Trinity ya anunciados por la marca. Con los tres se desarrollará la futura gama de vehículos de gran volumen de Volkswagen, los Premium de Audi y los deportivos de Porsche.

SOFTWARE QUE PERMITIRÁ EL DESARROLLO DE LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

La compañía de software del Grupo Volkswagen, CARIAD, aspira a desarrollar la plataforma de software líder de aquí a 2025, que sirva de espina dorsal de software para todos los autos del Grupo.

Actualmente, la entidad está trabajando en tres plataformas de software: E³ 1.1, que permite instalar mejoras y actualizaciones over-the-air del porfolio de productos MEB, como el Volkswagen ID.4, el Skoda Enyaqo el Cupra Born. En 2023, lanzará la plataforma de software Premium 1.2 (E³ 1.2): esta permitirá acceder a diversas funciones, incluyendo el nuevo sistema de infoentretenimiento unificado y las actualizaciones over-the-air para vehículos Audi y Porsche.

En 2025, tiene previsto lanzar una nueva plataforma de software unificada y escalable, con una arquitectura electrónica integral: el paquete de software 2.0 (E³ 2.0), donde incluirá un sistema operativo unificado para todas las marcas del Grupo. Otra característica clave será la disponibilidad del nivel 4 de conducción autónoma, lo que significa que los clientes podrán dejar la dirección completamente en manos del auto.

En 2030, cerca de 40 millones de vehículos de todas las marcas funcionarán con las plataformas de software del Grupo.

El Grupo Volkswagen ya está al frente del desarrollo de un sistema de conducción autónoma para lanzaderas autónomas con su socio estratégico, ARGO AI. CARIAD desarrollará las capacidades de conducción autónoma de nivel 4 para los autos. De esta forma, el Grupo podría crear la mayor red neuronal del mundo de vehículos en la calle.

En 2025, Volkswagen tiene planeado ofrecer su primer servicio de movilidad autónoma en Europa, seguida poco después por EE.UU.

INFRAESTRUCTURA: PLANTAS DE BATERÍAS Y SISTEMAS DE RECARGA

La tecnología de baterías propia, la infraestructura de carga y los servicios de energía son factores de claves en el nuevo mundo de la movilidad. Por lo tanto, para 2030 la energía se habrá convertido en una competencia central del Grupo Volkswagen, cuyos dos pilares -“celdas y sistemas de baterías” y “carga y energía”- se juntarán bajo el techo de la nueva división de Tecnología del Grupo.

Para alcanzar su objetivo, el Grupo Volkswagen está desarrollando su competencia en materia de baterías y reduciendo la complejidad. En este sentido, está introduciendo un formato de celda de batería unificado que conlleva una reducción de costes del 50%, y hasta un 80% de casos de uso de aquí a 2030. La construcción, hasta 2030, de seis gigafactorías en Europa, con una capacidad de producción total de 240 GWh, ayudará a garantizar el suministro de baterías.

La primera planta, en Skellefteå, Suecia, será operada por Northvolt AB. Esta acaba de invertir unos 500 millones de euros adicionales en su principal socio en materia de baterías, y trabaja con Northvolt para iniciar la producción en 2023.

PLANTAS DONDE SE PRODUCE LA PLATAFORMA MEB

Para la segunda ubicación, en Salzgitter, el grupo firmó un acuerdo con el especialista en celdas de batería chino Gotion High-Tech como socio tecnológico para iniciar la producción en 2025. Juntos, los dos socios desarrollarán e industrializarán el segmento de volumen de la celda unificada en la planta alemana.

Como tercera ubicación, el grupo tiene la intención de convertir a España en un pilar estratégico de su campaña eléctrica, y está considerando establecer toda la cadena de valor de los autos eléctricos en este país. Como parte de un programa de transformación de mayor envergadura, la nueva planta garantizaría el suministro para la producción de BEVs prevista en España. El Grupo Volkswagen está estudiando la opción de una gigafactoría con un socio estratégico. En su última fase de ampliación, a finales de la década, la intención es que la planta tenga una capacidad anual de 40 GWh.

También se está contemplando la posibilidad de producir en España la familia de BEV pequeños del Grupo a partir de 2025. La decisión final dependerá del marco general y de las subvenciones estatales.

Infografía que dio a conocer la marca sobre el Proyecto Trinity.

Además, Volkswagen potenciará la infraestructura de carga en Asia, Europa y América, partiendo de iniciativas exitosas del Grupo, como CAMS en China o Electrify America en los Estados Unidos.

Electrify America ha anunciado hoy sus planes para duplicar con creces su actual infraestructura de carga de vehículos eléctricos en los EE.UU. y Canadá, hasta un total de 1.800 puntos de carga rápida y 10.000 puntos de carga instalados de aquí a 2025. La expansión incrementará el despliegue de cargadores de 150 y 350 kW -la velocidad más rápida disponible hoy en día- y ayudará a allanar el camino para un mayor número de vehículos eléctricos en América del Norte.

Al mismo tiempo, el Grupo ha alcanzado nuevos acuerdos para proporcionar soluciones cómodas de carga a los clientes europeos, concretamente con BP, Iberdrola y Enel. El Grupo Volkswagen y Enel X han anunciado hoy una joint venture para mejorar la aceptación del vehículo eléctrico en Italia. De aquí a 2025, operará y será propietaria de una infraestructura de red de carga de alta potencia (HPC), con más de 3.000 puntos de carga de hasta 350 kW por todo el país.

En total, el grupo desplegará más de 18.000 puntos HPC en Europa, 17.000 en China y 10.000 en EE.UU. y Canadá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.