Nissan Frontier: más de 220.000 kilómetros recorridos en condiciones extremas

Nissan Frontier: más de 220.000 kilómetros recorridos en condiciones extremas

Para la nueva Nissan Frontier, presentada a comienzos de abril en Iguazú, la compañía japonesa delineó un recorrido de más de 220.000 kilómetros de pruebas por Argentina y Brasil para alistar su pick-up producida en Santa Isabel. Durante todo ese tramo, los especialistas de Nissan en diversas disciplinas testearon durabilidad, sonorización, consumo de combustible, confort, estabilidad y suspensión, entre otros ítems.

Los vehículos camuflados son prototipos que las automotrices preparan en la etapa de desarrollo de un nuevo modelo. El objetivo es hacer pruebas y realizar los últimos ajustes antes de la producción en serie y su posterior lanzamiento.

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

Además de las evaluaciones globales para el desarrollo del proyecto, el modelo pasó por estos test para adaptarse a las demandas y exigencias de los clientes de la región. Los prototipos fueron fabricados con modelos de piezas iguales a las que equipan los de serie, que fueron replicadas por proveedores locales en una etapa posterior garantizando, así, la calidad del producto final.

Los técnicos recopilan las informaciones durante los 15 meses de pruebas. «La simulación de la vida útil de un vehículo se hace en todo tipo de escenario y condiciones. Por eso, la nueva Frontier fue evaluada en caminos llanos e irregulares, con diferentes pesos de carga y variadas temperaturas y altitudes. También se ajustó la capacidad de arrastre en condiciones de baja y alta velocidad, en diferentes tipos de superficies y caminos; niveles de ruido, vibración y desempeño general con temperaturas entre -30°C a 50°C, entre otros», comentó Marcus Pires, gerente de producto de Nissan Frontier para América del Sur.

Las fotos se encuentran en su tamaño original.

Los test de desempeño, que se realizan durante la etapa de desarrollo del nuevo producto y también con las primeras unidades producidas, consisten en pruebas de chasis, que permiten ajustar especificaciones; y pruebas en motores, donde se visualizan consumos y emisiones de CO2, entre otras.

Las pruebas de calidad tienen por objetivo intensificar las cargas en el chasis, revisar que controles y dispositivos como la suspensión y sistemas de confort, entre otros, den el resultado esperado. En altura, se revisa especialmente el rendimiento de los motores. Además, para la nueva Frontier, se realizaron test específicos de seguridad, ya que la pick-up cuenta con un conjunto completo de tecnologías integradas que conforman Nissan Intelligent Safety Shield, un escudo de seguridad para el vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.