Ford sigue avanzando con la renovación de su planta de Pacheco para fabricar la nueva Ranger

Ford sigue avanzando con la renovación de su planta de Pacheco para fabricar la nueva Ranger

La planta de Ford en Pacheco, desde principios de 2021, avanza con la modernización integral de sus instalaciones y operaciones productivas, incorporando equipamiento y tecnologías que la posicionarán como una de las fábricas automotrices más avanzadas de Sudamérica.

Esta transformación integral es parte central del plan de inversiones por US$ 580 millones destinado a fabricar la nueva generación de Ranger en 2023. El proyecto también destina un 30% de las inversiones al desarrollo de autopartes de origen nacional.

Dada la magnitud de la transformación, el plan de ejecución requiere de varias etapas antes de completarse, de las cuales la planta de Pacheco ya completó varias de ellas. Los sectores de Estampado, Carrocería y Montaje hoy operan con niveles de tecnología comparables a los centros productivos más avanzados para acercar al país lo último en innovación industrial para la eficiencia y sustentabilidad de las operaciones, y con grupos de trabajo cada vez más calificados.

Esta segunda etapa de transformaciones, que se desarrolló en abril y mayo de este año y requirió detener los procesos productivos durante seis semanas, incluyó la instalación y validación de equipamientos de última generación alineados a los utilizados en las plantas más modernas de Ford en el mundo.

El sector de Carrocería es un claro ejemplo de esto, con la incorporación de más de 300 robots de soldadura automática que operan sincronizados para formar la caja y la cabina de Ranger. Estas tecnologías llevaron a ampliar en alrededor de un 90% la capacidad instalada del área. Los cambios habían iniciado durante la primera fase de obras en 2021, y ahora se agregaron la mitad de los módulos restantes, completando el plan de instalación de las celdas robóticas para alcanzar el objetivo de cero soldaduras manuales en las operaciones principales.

A su vez, en el área de Estampado -donde comienza la producción y se moldean los paneles que forman el esqueleto de la pick-up-, ya se iniciaron las pruebas para poner en funcionamiento la nueva línea de prensas de alta velocidad. Una imponente instalación de avanzada de unos de 59 metros de largo x 12 metros de ancho, que permitirá ampliar hasta cuatro veces más la cantidad de piezas finalizadas por hora dada sus capacidades de golpe y estampado en simultáneo.

Para el asentamiento de la mega estructura se requirieron obras iniciales de movimiento de suelo y fundaciones, que demandaron más de 900 metros cúbicos de hormigón y 70 toneladas de hierro. Asimismo, se debieron elevar los techos existentes más de 6 metros.

Ya en la planta de Montaje, agregando a las obras finalizadas y en funcionamiento del área de Dress-Up de motores, se completó la transformación de las líneas de Chasis y Tapicería, aumentando las capacidades de producción. Esta etapa del plan de reformas proyectaba una renovación integral, y así lo fue. Cada estación de trabajo fue modificada completamente para adaptarse a los nuevos parámetros globales de producción.

El cambio fue radical desde la propia concepción de las líneas, ya que ahora se componen de transportadores aéreos individuales y autónomos que movilizan las piezas de Ranger de un lugar a otro: el motor va por un carril; el chasis por otro; al igual que la cabina y la caja; hasta “encontrarse” en un punto determinado donde se realiza el decking o ensamblaje de todas las partes.

Este sistema permite programar con mayor flexibilidad la producción de acuerdo a la demanda, además de adaptar automáticamente la altura de la línea en cada etapa para que los colaboradores puedan realizar su trabajo con mayor comodidad, facilidad y mínimos desplazamientos mejorando la ergonomía.

Por otro lado, la nueva línea de placas planas de 250 metros de extensión -que se montó desde cero y donde se desarrollan las últimas operaciones para dar por finalizada la unidad- incorporó, al igual que en todas las áreas transformadas, tecnologías aplicadas a la seguridad de las personas y a la ergonomía, restando esfuerzo físico a las tareas de cada operador, además de brindar nuevas herramientas de precisión. Adicionalmente, y en línea con el bienestar de los equipos, en toda la planta se instalaron nuevos sistemas de avanzada para la climatización de los ambientes, logrando espacios más confortables.

A su vez, la renovación de la infraestructura también sigue avanzado. Esto significa la revitalización de techos, pisos y las luminarias, que están siendo reemplazadas por tecnología LED de control automático, de los cuales a la fecha ya se han instalado en 120.000 m2 de la planta.

Así, la fabricación de Ranger en el país ya se beneficia de este importante plan de inversiones, aumentando sus estándares y niveles de producción diaria -hoy un 38% superiores a los registros prepandemia, y con capacidad instalada para continuar creciendo-, e incorporando desde 2020 más de 400 nuevos colaboradores para cubrir la creciente demanda en Sudamérica.

Este avance, asimismo, ha permitido sumar nuevos destinos de exportación, incorporando en 2022 las plazas de República Dominicana, Guatemala y Panamá a los mercados de la región donde la planta de Pacheco ya destina el 70% de su producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.