NAVICAM, distribuidor oficial de Iveco, incorporó a la primera mujer mecánica de la Red de Concesionarios

NAVICAM, distribuidor oficial de Iveco, incorporó a la primera mujer mecánica de la Red de Concesionarios

Se trata de Agustina Rozenbaum, jóven mecánica oriunda de Francisco Álvarez, Provincia de Buenos Aires.

Con una trayectoria de más de 50 años en Argentina, IVECO marca perteneciente a Iveco Group, posee una amplia Red de Concesionarios, completa y profesional, con presencia en todo el país.

Uno de estos distribuidores es NAVICAM que, con sede en la localidad de Moreno desde 2011, se desempeña en la venta y asistencia de camiones IVECO en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

«No sabía que era yo la primera, apenas me lo comentaron me re emocioné, es un orgullo», dice Agustina Rozenbaum contando su reacción al enterarse de que se convirtió en la primera mujer mecánica de la Red de Concesionarios de la marca.

Agustina tiene 34 años, nació en Francisco Álvarez -localidad lindante con Moreno- y es fanática de los fierros de toda la vida, pasión que adoptó a través del amor y compañía de su abuelo. «Mi abuelo siempre trabajó en concesionarios y en empresas de camiones, él estaba ligado al rubro. Era mi ídolo, yo lo seguía a todos lados desde siempre, ya de chica íbamos a las carreras o lo acompañaba al trabajo. Siempre me gustó todo este mundo», cuenta.

Si bien la mecánica le gusta de toda la vida, desde hace unos 8 años decidió dedicarse de lleno a esto comenzando con diversas capacitaciones y trabajando en talleres de barrio, principalmente atendiendo a amigos, familiares, padres de compañeros del colegio de su hija y demás cercanos. «Algunos vecinos y amigos me prestaban sus talleres para atender a mis clientes. Así, mientras yo iba aprendiendo y trabajando, fui también comprando mis propias herramientas, avanzando pasito a pasito».

«No tengo dudas de que acá tuve una manito de mi papá».

El llamado de Navicam fue una gran sorpresa, no solo porque Agustina nunca imaginó estar trabajando en un concesionario de camiones sino porque además la historia tiene una particularidad especial.

«Mi papá falleció hace un año y desde ese entonces, mi vida se dió vuelta», cuenta Agustina y continúa «Es todo muy especial. El curriculum a Navicam yo lo dejé hace unos 5 años en la garita de seguridad de la entrada y nunca pasó nada. Pero hace unas semanas antes de dormir, un poco preocupada, le hablé a mi papá pidiéndole que por favor me ayude. Te juro por mi hija que al otro día a las 10 de la mañana me llamó Candela del concesionario para una entrevista. Yo no entendía nada realmente, me agarró completamente por sorpresa», agrega.

Agustina tuvo que actualizar su curriculum. Ya no tiene 29 años como en aquel primer envío y sumó numerosas experiencias como mecánica en distintos talleres. «Me gusta pensar que mi papá me sigue acompañando a todos lados, lo siento así».

La importancia del trabajo en equipo

Guillermo Giocoli, Gerente de Posventa de NAVICAM, contó sus sensaciones por sumar al equipo a la primera mujer mecánica de la Red de Concesionarios. «Estoy muy contento de tener una mujer en el equipo de técnicos y de que esa persona sea Agustina. El equipo está muy contento y trabajan juntos para ayudarla en el proceso de adaptación. Es un orgullo para nosotros poder colaborar y quizás así, ayudar a que se sigan abriendo mentes».

«Veo que las cosas están cambiando, que las mujeres podemos tener las mismas posibilidades y eso está buenísimo. En NAVICAM me encontré con un equipo de compañeros excelentes que me enseñan todo el tiempo. Yo vengo de la mecánica de autos entonces, si bien tengo una base importante de conocimiento, hay temas que son muy novedosos y estoy dispuesta a aprender», concluye Agustina Rozenbaum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.